jueves, 13 de diciembre de 2012

14-11-2012, El País.


14-11-2012, El País
Un manifestante en la Gran Vía de Madrid durante la jornada
de huelga general del 14-N en contra de los recortes del gobierno de Rajoy.  
 
 
 
 

LECTURA DE IMAGEN: ANÁLISIS CONNOTATIVO Y DENOTATIVO

* A modo de introducción, y para que el lector pueda seguir sin dificultades el posterior análisis de imagen,  comenzaré explicando brevemente en qué consiste, en líneas generales, la connotación y la denotación.

La connotación como veremos más adelante con el ejemplo en cuestión, se basa en interpretar lo que algunos autores califican de “signo-imagen”, es decir, damos sentido a la imagen en función de nuestras actitudes personales, de nuestras proyecciones subjetivas, recuerdos y sentimientos. Se trata por tanto de un análisis impregnado de principio a fin de puro subjetivismo donde plasmamos lo primero que la fotografía o imagen, susceptible de ser analizada, es capaz de transmitirnos.
Sin embargo, la denotación, se caracteriza por la identificación de los elementos contenidos en la imagen. Hay una clara objetivación reinante con respecto de la connotación, de tal manera que una imagen denotada de la misma forma por varias personas, puede ser connotada de forma radicalmente opuesta por los mismos sujetos. 
 
Partiendo de esta pequeña base, y centrándonos ahora en el ejemplo que se propone, empezaremos, en primer lugar, por el análisis connotativo enumerando las sensaciones que, a mi modo de ver, transmite la imagen. En un primer momento me he visto invadido por la soledad del individuo en cuestión. Como bien indica el titular que acompaña a la imagen, se trata de la Gran vía Madrileña, una calle caracterizada por la alta confluencia de gente y mucho más teniendo en cuenta que se trata de una de las jornadas de la celebración de la huelga general del 14-N. Es por ello que me ha llamado la atención, cómo el fotógrafo (Daniel Ochoa) ha sabido capturar este momento de soledad tan expresiva en un lugar donde se presupone está colapsado de manifestantes.
 
 
Por otro lado es inevitable pensar casi instantáneamente en la idea de rebeldía. La posición del manifestante, sentado a modo de protesta en medio de una de las principales vías madrileñas, sugiere de inmediato una actitud de desobediencia y de indisciplina. Es curioso, sin embargo, que en contradicción con lo anterior, la imagen me haya producido también una impresión de sumisión seguramente como consecuencia de la posición de las manos del manifestante ya que éstas se juntan la una a la otra dando a entender que si es necesario, se dejará esposar por las autoridades. Otra de las percepciones que he experimentado al contemplar la fotografía es la idea de orden. Con esto último quiero decir que dentro de algo tan convulso como es una manifestación, esta imagen transmite serenidad y lo que parecen destellos de una reivindicación pacífica. Los vehículos policiales en la sección izquierda, el individuo en el centro y la hilera de gente por la derecha provocan, desde esta perspectiva subjetiva inherente a la connotación, una cierta armonía visual.

Comenzando ahora el análisis denotativo y siguiendo el hilo de esto último que acabamos de comentar, podemos subrayar que en lo que se refiere a la composición de la imagen, los elementos visuales en el interior del encuadre (Vehículos policiales, manifestante en el centro y personas asistentes a la huelga en el margen derecho) transmiten un gran equilibrio óptico que se manifiesta en una simetría que tiene como eje al sujeto situado en el centro de la foto.
 
 
El peso visual de la imagen recae, como no podía ser de otra manera, sobre el individuo colocado en la parte central de la imagen y el aire que hay entre los diferentes elementos visuales del encuadre dan mayor protagonismo y, por tanto, mayor peso, al manifestante que acaba sobresaliendo por si solo de la instantánea. Este aire, como decimos, genera aislamiento, un requisito indispensable para aumentar exponencialmente el peso visual.  
Siguiendo con este particular análisis del peso visual reflejado en esta fotografía, hay que comentar que el fotógrafo ha primado dar enfoque a este manifestante dejando de lado, y por tanto desenfocando ligeramente, al resto de individuos que aparecen en el encuadre, sobre todo los situados en la parte final. Es por este motivo, relacionado con la profundidad de campo, por el que podemos decir que el peso visual es aún mayor. Además de esto, los colores oscuros (azul marino) y las formas regulares que se distinguen proporcionan si cabe, mayor peso visual a la figura central.
  
Por último es preciso comentar que en mi opinión - no profesional- me ha parecido que se trata de un plano general corto que emplea un ángulo picado con el que el fotógrafo transmite la inferioridad, angustia y soledad que se percibe en la figura clave de la imagen. Creo que se trata de un ángulo picado porque aunque el retratista no use una plataforma para picar la imagen, no se pone a la misma altura del sujeto y, de esta manera, realiza la captura por encima de él dando esa sensación de empequeñecimiento visual. En cuanto a la óptica, me ha parecido que es de tipo normal o natural ya que se corresponde más o menos con la visión humana y no es ni angular ni de teleobjetivo a pesar de que parezca que se desenfoca al final ciertos elementos del encuadre.

 

 
 
 





No hay comentarios:

Publicar un comentario