jueves, 20 de diciembre de 2012

MODELOS EDUCATIVOS:


BANCARIO, CONDUCTISTA Y CONSTRUCTIVISTA


El vídeo propuesto para el estudio está realizado por la organización para la defensa de los animales que recibe el nombre de “AniMaturalis”. Este organismo lleva a cabo su actividad en 7 de los más importantes países de habla Hispana entre los que se encuentran, entre otros, España. El vídeo está interpretado por cinco celebridades argentinas que unen sus voces para reivindicar ciertos derechos de los animales.


Después de la visualización del vídeo propuesto, y sin entrar en consideraciones sobre si se esta a favor o en contra del vegetarianismo, me limitaré a hacer un simple análisis del modelo de educación que, a mi juicio, se emplea para transmitir la tesis principal. 

Creo que son obvias mis intenciones al elegir este vídeo porque no admite discusión alguna que estamos tratando con un claro ejemplo del modelo educacional conductista. He optado por este modelo porque considero que es uno de los más utilizados en el mundo de la comunicación hoy en día. El vídeo, tal y como propone el conductismo, trata de moldear la conducta de los oyentes mediante una serie de argumentos y razones para dejar de comer carne y transformarse en vegetariano. Este seria el objetivo principal, la tesis.

 
Uno de los principales elementos del conductismo es la persuasión, convencer al destinatario de una idea previamente establecida y que enmascara, por tanto, un objetivo claro. Como podemos observar desde el comienzo del mismo vídeo, y como decíamos anteriormente, se nos intenta persuadir mediante el discurso, la imagen, y pequeños vídeos que complementan el principal y que muestran imágenes del maltrato que sufren determinados animales para que nosotros, los seres humanos, podamos alimentarnos de ellos. La consecuencia de esta persuasión es una información sesgada que no invita al espectador a la reflexión ni al análisis como haría el modelo educacional constructivista más enfocado en el proceso que en los efectos que se generen.


Constantemente en el transcurso del vídeo se insiste en las ventajas de ser vegetariano, en la “recompensa de lo nuevo” y prácticamente tachan a los que no optan por esta opción, de ser seres sin escrúpulos o salvajes que, por ingerir carne, “no pueden hacerse llamar ecologistas”. En este sentido, el vídeo puede hacer que determinadas personas se vean ciertamente atacadas.


Además de todo lo anterior, hay que añadir también que es posible que el video beba un poco de las características del modelo educacional bancario como un método basado en la depositación de contenidos en la mente de los receptores de una manera algo unidireccional. Sin embargo, se trata claramente, como decimos, de un conductismo aplastante que mediante sutiles imágenes escogidas con unas intenciones evidentes, tratan de apelar a lo emocional del individuo para provocar en él un cambio de actitud.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario